Se incrementan los pedidos online

En un momento en que España se enfrenta a una crisis sin precedentes y a un plan de confinamiento casi total, cada vez son más los ciudadanos que recurren al comercio electrónico. Algunas marcas están viendo cómo su negocio se dispara y tienen que gestionar un pico masivo de llamadas a su servicio de atención al cliente.

La compañía Diabolocom, con su solución en la nube que gestiona las interacciones de las marcas con sus clientes, apoya a los servicios de atención al cliente, contact center y equipos de ventas en medio de esta crisis sanitaria. Además, permite a sus usuarios que cuenten con sus infraestructuras de telecomunicaciones alojadas en centros de datos, preparados para situaciones de pandemia y operados a distancia, lo que permite a Diabolocom absorber los picos de actividad de sus clientes.

“La situación actual está teniendo un gran impacto en nuestra economía. La organización de las empresas se está viendo perturbada; algunas siguen teletrabajando como pueden y otras, como los sitios de comercio electrónico, ven cómo se disparan los pedidos y las llamadas, por lo que deben hacer todo lo posible para responder a este pico de actividad“, comenta Frédéric Durand, CEO y fundador de Diabolocom.