Los ingresos netos de Majorel alcanzan los 1.752 millones de euros en 2021

Majorel, proveedor líder mundial de soluciones de experiencia del cliente, ha presentado sus resultados del año fiscal 2021, con un aumento de los ingresos netos del 31%, respecto a 2020, lo que supone haber alcanzado los 1.752 millones de euros. El EBITDA operativo fue de 316 millones de euros, con un incremento del 61%, mientras que el marger de EBITDA operativo creció 340 puntos porcentuales, hasta el 18%. Sus previsiones para 2022 situar los ingresos netos en el rango de 1.850-1.950 millones de euros (entre el 12%-18% más con respecto a los obtenidos en 2021) y que el margen de EBITDA operativo se sitúe en el rango del 16%-17%.

Estos buenos resultados son resultado del crecimiento de la actividad con clientes existentes y por la expansión de su actividad comercial con consolidación del negocio en China y la entrada de la compañía en Croacia. Además, su actividad digital continuó en expansión y en 2021 los clientes globales de Internet representaron un 45% de los ingresos netos totales, mientras que los servicios de contenido, confianza y seguridad representaron un 21% de los ingresos y los servicios Tech & Expert, un 9%. Y para 2022, la compañía ha finalizado la adquisición de la compañía turca Mayen, ha abierto centros de operaciones en Ghana y Macedonia del Norte, y ha anunciado una asociación estratégica con Booking.com.

Thomas Mackenbrock, director general de Majorel, ha señalado que “me complace informar de que hemos obtenido unos buenos resultados en 2021, con un crecimiento de los ingresos y la rentabilidad de dos dígitos, y que hemos ejecutado con éxito nuestra estrategia en todas las áreas. Además hemos ganado más de 40 nuevos clientes.  También estamos orgullosos de nuestro debut como empresa cotizada y me gustaría agradecer a nuestros accionistas de referencia y a nuestros nuevos accionistas su confianza y visión. Nuestro éxito en 2021 es una base sólida para 2022 y nuestras perspectivas actuales son positivas”. A esto, el director financiero de Majorel,  Otmane Serraj, añadió que “Majorel ha generado un flujo de caja libre de 118 millones de euros y la posición de caja neta a finales de año era de 79 millones de euros, lo que nos permite una flexibilidad estratégica para el crecimiento inorgánico”.

Expansión continua del negocio

Durante 2021, Majorel incorporó a unos 13.000 profesionales a su plantilla global, alcanzando la cifra aproximadamente de 69.000 empleados a final de 2021. Ese mismo año también adquirió Arvato CRM en China, ampliando su presencia geográfica en este dinámico mercado y convirtiéndose en uno de los pocos proveedores internacionales que operan a escala en el país. Asimismo, en junio dio la bienvenida al grupo a la consultora alemana Junokai CX, reforzando de esta forma su línea de negocio de servicios técnicos y expertos. Majorel también ha expandido su presencia a Croacia y en Kenia tras su entrada en 2020 incorporando una dimensión adicional a sus capacidades de inglés global.

En 2021 Majorel obtuvo una parte cada vez mayor de sus ingresos netos a partir de centros «offshore», excluyendo el negocio relacionado con la COVID-19, la cuota de ingresos netos «offshore» en 2021 habría sido del 41% en 2021.

En el primer trimestre de 2022, la compañía está llevando a cabo sus planes de expansión orgánica Macedonia del Norte y Ghana.

Responsabilidad social corporativa

Majorel considera la responsabilidad social corporativa (RSC) como una parte fundamental de su ADN y una extensión natural de los valores centrales de la empresa: creatividad, excelencia y respeto. Su programa de RSC comprende cinco pilares: Diversidad, Equidad e Inclusión; Medio Ambiente y Comunidades Locales; Derechos de los Empleados y Condiciones de Trabajo Justas; Bienestar y Resiliencia; y Ciudadanía Corporativa.

La diversidad de la plantilla de Majorel desempeña un papel crucial en su éxito y está ampliando su reserva de talento potencial, ofreciendo oportunidades a través de la contratación de impacto, llegando a personas en circunstancias desfavorecidas (ya sea socialmente, económicamente o por discapacidad) que normalmente se pierden en los programas de contratación tradicionales. También ha definido una hoja de ruta con el objetivo de ser una empresa climáticamente neutra en 2030.