La inversión en tecnología permite a las aseguradoras seguir en activo

Hasta la llegada de la crisis del coronavirus, en España existía una escasa cultura del teletrabajo, principalmente por cuestiones sociales y culturales, más que por aspectos tecnológicos. El presencialismo, existente en muchas empresas, ha sido el gran enemigo de trabajar desde casa o desde cualquier otro lugar distinto a las oficinas de las aseguradoras, pero la realidad es que, en tan solo dos semanas, esta situación ha cambiado de manera radical, en la que la mayoría de las compañías del sector asegurador se han adaptado al teletrabajo. Su tecnología, sus sistemas y procesos se ponen al servicio de cientos de miles de trabajadores que, desde casa, se han adaptado a esta inédita situación, para dar cobertura a sus clientes.

Las aseguradoras llevan años apostando por estas aplicaciones tecnológicas e invirtiendo en la digitalización, debido a los cambios que se han estado produciendo en sus canales, en cuanto a la captación y fidelización de clientes, así como a la amplia oferta de la competencia y el elevado nivel de exigencia e información del consumidor.

Según Xavier Plana, CEO de AV Group, “un claro ejemplo, de la efectividad de haber invertido en tecnología, son las compañías de seguros que tienen un chatbot incorporado en su sistema, entre otras soluciones. Es una forma de optimizar el servicio de atención al cliente que, gracias a estos robots, está en funcionamiento de manera constante y puede atender a varios clientes al mismo tiempo; están diseñados para dar asesoramiento a los consumidores, proporcionando información y cobertura de sus pólizas”.

En este sentido, gracias a que las aseguradoras no se han quedado atrás en esta disrupción tecnológica, proporcionan asistencia al asegurado en caso de consultas operativas, procesos complejos o incidencias, que van desde conocer la fecha de vencimiento de un seguro, hasta gestionar un siniestro. En el caso de tratarse de clientes potenciales, los chatbots pueden programarse para ser los mejores agentes de ventas, desde el momento en el que informan al cliente acerca de los productos disponibles, coberturas o cálculos de primas, hasta el momento en el que formalizan la contratación de un seguro online.

Xavier Plana concluye, “no aprovechar los últimos desarrollos tecnológicos, pone a las compañías en situación de riesgo e ineficiencia y mas aún en situaciones como el actual Estado de Alarma. El sector asegurador, como cualquier otro, puede aprovechar las nuevas formas de analizar sus datos y así aportar nuevos elementos útiles en los departamentos de marketing, comercial, atención al cliente, asistencia, entre otros…, y de esta manera conocer exactamente, por ejemplo, cuál es la satisfacción que el cliente tiene de la entidad, ahora y en el futuro, y poder actuar en consecuencia de la manera más acertada”.