FACEBOOk

Lo Que NO Debe Hacer Una Cuenta Corporativa en Facebook

Por Luis Roco C.

En el mundo existen muchas herramientas. Unas útiles, ajenas, pasajeras y algunas que ni siquiera conoceremos por nuestra poca curiosidad.

Internet es una herramienta relativamente nueva. Por lo general un utensilio de estas características también puede adaptarse al uso que uno quiera y de ahí, que Facebook pueda ser de una excelente utilidad para vender si es bien utilizada.

Para quienes no somos webmaster (un porcentaje importante de personas piensa que sólo con hacer una página web golpearán a sus puertas) ni contamos con grandes recursos para crear una página web de una empresa, Facebook puede ser mucho más que un centro neurálgico de copuchas y escotes con más de 1.000 millones de miembros activos en el mundo.

Tal como Facebook fue ideado y conceptualizado para personas, una institución, empresa o proyecto, también lo es.

La interactividad que tiene Facebook va mucho más allá de sentarse frente al computador o celular. El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, prometió dedicarse a conectar de mejor manera el mundo y de esa forma hacerlo mejor.

Pero fuera de los que han perdido su matrimonio por esta red social, intimidad o privacidad, el resto parece disfrutar de esta espècie de vicio de bytes. Imposible no sentir “envidia”, alegría o tristeza por lo que hace o no hace tu contacto. También es una vitrina de tendencias (Por Ejemplo: La gran cantidad de contactos femeninos con dolores de cabeza, jaquecas, etc.) ¿Esta tendencia reducirá la tasa de nacimientos? Puede que sí.

Difícil no asombrarse por los amigos que de un día para otro pasan de una eterna estabilidad amorosa a una “relación complicada” (es complicado). En Facebook todos pueden hablar más de un idioma o nacer en Londres, por ejemplo (por lo menos en la Info de la Cuenta).

Pero tal como decía en un principio, un Facebook Corporativo bien utilizado NO hace lo siguiente:

  • Etiquetarte en cada producto que ponen a la venta (Mucho menos si ni siquiera te conocen o no tienes ni llegarás a tener la más mínima relación con el producto ofrecido). Aunque muchas veces se critica a Facebook como red social, lo cierto es que todo es completamente configurable. Si no quieres que te etiqueten tienes sólo que ir a Configuración de la Privacidad, a Biografía y Etiquetado (Revisa las publicaciones en las que te etiquetan tus amigos antes de que aparezcan en tu biografía) y “Activar”. Eso es todo. La próxima vez que te etiqueten las fotos pasarán antes por tu aprobación.
  • Copiar en tu Muro otros contenidos sin tener la más mínima creatividad de aportar algo al sistema. Es lo más fácil, copiar y pegar, pero nadie quiere ver lo mismo en todas las cuentas de Facebook. Tampoco tener la inocencia de publicar que Facebook cobrará, cerrará, puede cambiar de color, etc. (las invitaciones de juegos también son configurables). No debes olvidar que si te gusta generar “conciencia” a través de compartir imágenes, tus clientes podrían ser rehacios a éstas. El mundo no cambiará porque compartes una foto de un niño con labio leporino, perro o mascotas torturadas o imágenes de personas fallecidas. Con la publicación de este tipo de imágenes no generas conciencia, sino morbo. Crea tus propios contenidos. Exprésate. Aprende a desarrollar tu propio estilo de interacción con tus clientes.
  • Quejarte de que Facebook no respeta la privacidad de sus usuarios, pero contarles a todos tus amigos (y enemigos) cuántas veces vas al baño o qué tan alcohólico pareces ser. Si buscas que tu cuenta sea segura no publiques tu dirección ni datos. Mucho menos tus vicios. Ten presente que la información siempre puede ser tergiversada.
  • Es un pecado no poner la información de contacto. A diario veo perfiles de productos muy interesantes, pero con Cero información de contacto. Si quieres vender y promocionar tus productos o servicios, debes hacer expedito el camino a ellos.
  • Abrir una cuenta de Facebook y no usarla ni siquiera para responder los saludos de cumpleaños. Cero actualizaciones, fotos, información, etc.
  • Pretender que Facebook es una “Play Boy Virtual” y publicar fotos de alto o mediano calibre, para después quejarse de acoso.
  • Usar Facebook como vitrina para aparentar tus bienes materiales, aunque ni siquiera hayas pagado la primera cuota.
  • Tomar Facebook como una especie de arma de ataque a tus enemigos, cuando extrañamente son tus “Amigos” en Facebook.
  • No mantener una actitud recíproca. Así como tus clientes tienen la deferencia de interesarse en tus productos o servicios, nada te impide hacer lo mismo con ellos. Cuando te soliciten información, trata de responderla oportunamente.
  • Abusar de las publicaciones de contenido o fotos, pretendiendo estar en los muros de todas las personas. Hay una clara  diferencia entre mostrar y transformarse en spam.

Facebook-me-gustaFacebook es una vitrina, literalmente hablando, por lo que debes demostrar tu preocupación en poner fotografías bien tomadas (en las que se destaque el producto y no el desorden), sobrias, con información completa, fidedigna y al alcance de la mano. Mantén tu perfil y cuenta de Facebook ordenado, permanentemente. De esa forma evitarás la tediosa acumulación de spam, invitaciones de juegos o etiquetas.

Si tus clientes no interactúan con tu negocio, interactúa tú con ellos. Esta es la regla de oro. Un “Me Gusta”, a pesar de ser un Click, tiene mucho poder, ya que te da la posibilidad de compartir en las páginas de inicio de tus clientes, de manera que los puedan ver los amigos de sus amigos (fotos, estados, etc.). Además, te deja un registro de quiénes se manifiestan interesados de alguna forma en tus productos. Los Me Gusta son una estadística muy útil.

Luis Roco C.
Relacionador Público Profesional
E-Mail: blogmejorvendedor@gmail.com
Sitio Web: mejorvendedor.wordpress.com
Twitter: twitter.com/MejorVendedor
Needish: www.needish.cl/people/blogmejorvendedor
Facebook: www.facebook.com/mejorvendedor
Flickr: www.flickr.com/photos/mejorvendedor/