1c0ae2205709722b62e843abc04

La Importancia de un Buen Líder. No del Supermercado

Por Luis Roco C.

Hace algunos meses era la última moda. Todos hablaban de la importancia de un buen Líder, del Líder Positivo. Por eso, quiero darles mi punto de vista.

Como todos sabemos, el Líder es fundamental en toda organización o proyecto. Más todavía cuando se emprende. Pero, sin duda, creo que va mucho más allá de eso. Un buen Líder es aquel que es capaz de generar confianza en las capacidades de las personas, como si estas estuvieran escondidas. Convencer a una persona de que es capaz, demostrarle que tiene las herramientas necesarias, muchas veces ocultas, pero también innatas.

Es tener la capacidad de transmitir seguridad y confianza, pero también experiencia. Tan importante como ofrecer un producto o servicio, es tener la capacidad de comunicar los conceptos que a los demás también les serán útiles.

Siempre las nuevas personas que se aventuran en el camino de la venta entran con un nivel de inseguridad  muy alto, casi sin conocer los productos, técnica, ni cuantitativamente. Es ahí cuando el buen líder se transforma en una pieza fundamental, convirtiéndose en una especie de foco de optimismo y experiencia. “Si yo puedo, tu también puedes”.

Es tener conciencia de la importancia de ese cargo, muchas veces, mal desempeñado. Por lo general se le exige a los demás, buscando la paja en el ojo ajeno, pero sin ver la viga en el mismo. El Líder debe ser un ejemplo coherente de todos estos factores.

Un vendedor nuevo es como un niño que entra al Jardín Infantil. Necesita de un Líder que lo haga sentir acompañado, apoyado, querido. Si bien es cierto, todas las personas son distintas, nos diferencian nuestras necesidades y ambiciones.

Difícilmente seremos personas exitosas si no tenemos ambiciones. Es algo que el Líder debe saber sembrar en las personas. Es como el director de orquesta que guía, pero a través del ejemplo, de los buenos ejemplos. Como dice el dicho: “En todas partes se cuecen Habas”. No todas las empresas son perfectas, pero como organizaciones, también pueden estar viciadas. Una empresa o institución donde reina el pesimismo difícilmente saldrá adelante.

Un grupo que no está unido ni conciente de lo que le rodea, no tiene un camino pavimentado, sino por pavimentar. Un buen Líder también es como el pastor de un rebaño, sabe bien dónde dirigir a sus miembros para que encuentren la mejor fuente de alimentación.

Esos buenos resultados potenciarán también a un buen Líder, porque está cumpliendo bien su misión: Hacer que las personas sean capaces de llevar adelante su objetivo.

Un buen líder debe tener la capacidad, no sólo de orientar, sino también de creer en el sistema. Si no cree él, menos lo hará su equipo. Para ello, debe ser capaz de determinar las falencias en los distintos sistemas de ventas, siendo también un canal de comunicación entre la administración y la fuerza de ventas.

 Luis Roco C.
Relacionador Público Profesional
E-Mail: blogmejorvendedor@gmail.com
Sitio Web: mejorvendedor.wordpress.com
Twitter: twitter.com/MejorVendedor
Needish: www.needish.cl/people/blogmejorvendedor
Facebook: www.facebook.com/mejorvendedor
Flickr: www.flickr.com/photos/mejorvendedor/