Atencion Consciente

La atención consciente es indivisible

Por Belén Avila

Hay dos tipos de obstáculos que dificultan que utilicemos nuestro tiempo de manera eficaz: Las trampas mentales y los ladrones de tiempo. En este post nos centraremos en las trampas mentales y, más concretamente, en la trampa mental de DIVIDIRNOS o intentar hacer dos cosas a la vez.

¿Qué ocurre cuando nos dividimos entre dos actividades que requieren una atención consciente? 

Supongamos dos actividades (A y B) que requieren atención consciente al no tenerlas absolutamente automatizadas:

Si decidimos hacer A y B a la vez, nuestra conciencia saltará de una actividad a la otra:

Está transición llega a ser tan rápida que pensaremos que estamos simultaneando las dos tareas pero, esto no es cierto: Lo que está ocurriendo es que nuestra conciencia está saltando de una actividad a otra con los peligros que esto puede conllevar.

La inconsciencia per se no es un error, la trampa esta en intentar hacer dos cosas al mismo tiempo cuando ambas exigen de una atención consciente. 

Además de los peligros que traen los lapsus de conciencia, la DIVISION supone una pérdida de tiempo ya que el trasiego entre tareas requiere de un tiempo para ‘volver a tomar el hilo’

Lo más prudente y eficaz en estas tentadoras situaciones de ‘dividornos’ es hacer primero una actividad y después hacer la otra.

Las trampas mentales son maneras típicas de pensar que suponen una pérdida absoluta de tiempo.

Belén Avila Rodríguez de Mier
Coach de comunicación
Licenciada en publicidad y relaciones Públicas
Master en dirección comercial y marketing
Doctorando en sociología
Profesor asociado ESIC
Linkedin
Blog
b.avila@telefonica.es