Mal Jefe

Consejos para Sobrevivir a un Jefe Dificil en Tiempos de Crisis

Por Jorge Mas

Cuantas veces se puede dar el caso, que una persona trabaja en una empresa o un Proyecto que le motiva y le ilusiona, pero tiene un Jefe que no se lo pone nada fácil. Un Jefe complejo, con poca visión de futuro y reticente a cambios. Un jefe  que se centra en los errores, que valora poco los esfuerzos y sacrificios de los demás, que se asigna los exitos y culpabiliza a los demás de los fracasos. Un jefe que que no escucha, que no sabe crear, copia, que no se adapta a los cambios. Un Jefe,……….

Aunque parezca increible hay mucha gente que sufre a diario jefes con estas actitudes, desgraciadamente con la coyuntura economica, en la epoca actual, una inmensa mayoria de trabajadores busca seguridad, y estabilidad laboral, y con la dificil stuación laboral, hace complejo que muchas de estas personas asuman cambios y dejen a su jefe o la compañia para disfrutar de sus propias competencias y de su trabajo.

Afortunadamente hay varías formulas para sobrevivir a un jefe “difícil”, en el caso que el proyecto te merezca la pena, y quieras seguir adelante.

Las 10 Reglas básicas:

1- Tener una gran personalidad. Es muy importante saber quién eres y que quieres. Ya que el entorno a veces si careces de personalidad te puede afectar mucho y lo que es peor te puede hacer-te desviar de tus metas. Es fundamental no traicionar-te a ti mismo.

2- Estar realmente mentalizado que tu jefe no va a cambiar. En muchas situaciones uno se cree con la posibilidad de hacer que el comportamiento y la actitud del jefe puede ser cambiada a mejor. Es una actitud muy positiva y orientada al logro, pero se tiene que tener muy claro que no es tarea fácil y que en la gran mayoría de los casos va a comportar consecuencias negativas, ya que dichas iniciativas no van a ser bien vistas. Si eres consciente que tu jefe difícilmente cambiará, la frustración en tu empeño de mejora no sólo será menor sino que inconscientemente seguirás muy orientado al logro.

3- Hacer-le saber que eres muy conciente que es él el que manda. No hay cosa que más moleste a un Jefe Dificil, que no se le reconozca su autoridad. Hazle entender que es el quien manda y que con la delegación de funciones en ti, será mejor Jefe al obtener buenos resultados. Si nota tu respeto, cada vez tendrá más libertad.

4- Toma tú las decisiones y que el mérito se lo lleve él. Si realmente te importa el proyecto y la empresa donde trabajas,  de quien sea el mérito es lo de menos. Tu ego te fortalecerá. Promocionar y mejorar profesionalmente es el objetivo de todos, pero con perseverancia, finalmente el entorno es consciente de tus resultados.

5- Dale la vuelta a lo negativo. En la vida de lo que más se aprende es de los errores. Si tu jefe es “Difícil”, no te amargues, vas aprender realmente mucho de los errores. Hay que ser muy optimista y pensar en positivo. Ya que lo negativo siempre saca lo peor que llevamos dentro.

6- Hacer mucho deporte, el mental también sirve. El deporte es muy importante para despejar nuestra mente y ayudarnos a desconectar del trabajo. No sólo nos ayudará a dormir mejor y descansar sino que además nuestra mente estará más despierta.


7- Evitar al máximo las ansiedades.
 Angustias, ansiedades y estados de animo de inquietud, nos agarrotan y nos pueden conducir a un estado de animo negativo. Es muy importante evitar estas situaciones, todo y que es difícil. Hemos de tener un plan para cuando tengamos estas situaciones saber volver a nuestra normalidad anímica con la mayor brevedad.

8- Ser muy perseverante. La perseverancia es clave para conseguir nuestras metas. Lo fácil es siempre tirar la toalla, si tenemos unas ideas claras y creemos en ellas, hay que llegar hasta el final si ello sabemos que nos va a hacer más felices.

9- Auto motivarse. Esperar el reconocieminto de otros, palmaditas en la espalda, etc. esta muy bien pero quien realmente tiene que estar contento consigo mismo somos nosotros. Hemos de saber motivar-nos para dsifrutar con ilusión de nuestro trabajo diario. Cuanto mayores responsabilidades mayores problemas, lo que significa que nadie mejor que nosotros mismos es responsable de nuestro futuro.

10- Creer en uno mismo. La autoestima y el saber nuestros puntos débiles y nuestros puntos fuertes, es clave para ir mejorando y cubriendo etapas. Si somos concientes de donde podemos llegar y que podemos aportar, sabremos que todo depende de nosotros y que el quejarnos se acepta una vez, dos o tres, más veces ya significa que no estamos haciendo nada por remediarlo. Sólo nosotros podemos cambiar nuestro futuro profesional.

Si aplicando todas estas reglas todavía no consigues ver la luz, sólo te queda una solución. Cambia de puesto o de trabajo y realiza un buen informe para la alta dirección de la empresa expresando tu siituación personal y un breve informe de tu experiencia con tu jefe, puede que además de mejorar personalmente, abras los ojos a la compañia.

Jorge Mas
Director Ejecutivo
Tel:93.494.83.56
Fax:93.419.63.45
@crearmas